No te arriegues…

¿Sabías que cuando alguien toca a un seguidor de YHVH, calumniandole y causandole algún daño… va a ser puesto en una báscula, donde van a pesar sus pensamientos y acciones y consecuentemente lo van a despojar de todo?

“Mía es la venganza, dice el Señor”, ¿recuerdas?

Romanos 12:19

Si tú eres un seguidor de YHVH (Marcos 9:41), si estás en el camino (Juan 14:6), si amas al Creador (sobre amar a Dios)… y una persona se pone en tu contra, ¿sabes qué le ocurrirá?

Quien peleará por ti no serás tú mismo. Así que no será necesario que te irrites ni que busques cómo limpiar tu nombre por haber sido calumniado o dañado…

Quien peleará por ti sera YHVH mismo. El es quien vengará el perjuicio que has recibido tú o alguna persona de tu familia más cercana.

Nadie quisiera estar en el lugar de esa persona calumniadora y maligna, ya que se lo van a quitar TODO.

Recuerda que cuando te sumerges en el estudio profundo de la Torah, simboliza el hecho de estar casado con el Creador.

¿Qué ocurrirá si alguien toca a la mujer del Rey? El Creador mismo será quien se enfrente con esa persona.

Cuidado con las personas que emiten duras críticas contra un estudioso de la Torah, ya que van a traer un mal sobre su propia vida: Dios mismo les va a corregir.

No demos pie a la crítica ni a los chismes aún en nuestra propia familia. Estaremos dañando a nuestra pareja, a nuestros hijos… ¡¡ Debemos frenar esta situación ¡!

¿Sabías que cada noche todos nosotros somos juzgados mientras dormimos?

Nos ponen en una balanza y juzgan nuestras acciones diarias. Este juicio permite que tu alma siga residiendo en tu cuerpo para disfrutar de un tiempo más de vida. Sé agradecido con cada día en el que puedes abrir los ojos, y vivir un día más.

Esto último tiene que ver con esta balanza en la que pesan tus obras buenas/malas diarias.

No podemos descalificar a una persona que tiene el espíritu de YHVH.

Es el propio YHVH en el cuerpo de esa persona. No debemos insultarnos ni dañarnos…pues se lo hacemos a El.

Decir algo en contra de mi hermano es echarme tierra en mi propio tejado, pues es el arma principal del maligno.

En nuestra sociedad es cotidiana la crítica hacia los demás, hacia los divorciados, hacia las decisiones que hacen otras personas…

Pero no somos conscientes de que estamos alimentando al mal con la utilización indebida de nuestra boca.

No nos arriesguemos a hacer daño a quien camina rectamente por la Torah… sufriremos la corrección de manos del propio Creador.

Anuncios

2 comentarios en “No te arriegues…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s